La calidad de vida en el lugar de trabajo se ha convertido en un importante eje estratégico de las empresas. Esta tendencia está vinculada con el hecho de que los índices de absentismo, agotamiento, etc., hayan aumentado, pero también con el hecho de que los empleados estén cada vez menos comprometidos y no se identifiquen con su empresa como antes. Para remediar este problema, todas las empresas —independientemente de su tamaño— ponen en práctica medios para favorecer el bienestar de sus empleados en el lugar de trabajo y el proceso de marca empleadora.

El estrés y la fatiga impiden que los empleados sean eficaces y productivos

El bienestar en el lugar de trabajo: ¿qué es?

Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el bienestar en el lugar de trabajo es un «estado de ánimo caracterizado por una armonía satisfactoria entre, por un lado, las aptitudes, las necesidades y las aspiraciones de los trabajadores y, por el otro, las limitaciones y las oportunidades del empleo».

Por lo tanto, se trata de un sentimiento individual, por lo que el concepto de bienestar en el lugar de trabajo es bastante subjetivo, ya que depende de la percepción y la sensación de cada individuo. El bienestar en el lugar de trabajo tiene como objetivo proteger la salud física, moral y social de los empleados de una empresa para que estos se sientan realizados.

Engloba los factores relativos a las condiciones de trabajo, por ejemplo:

  • La seguridad: señalización de las zonas peligrosas, prevención de incendios y riesgos eléctricos, etc.
  • La protección de la salud de los empleados: calefacción, protección contra el ruido, contra el tabaco, material de primeros auxilios, etc.
  • La ergonomía: diseño de las estaciones de trabajo para reducir los trastornos musculoesqueléticos, etc.
  • Los aspectos psicosociales: reducir el estrés y la fatiga, luchar contra el acoso, etc.
  • La higiene: servicios, limpieza y saneamiento de las instalaciones, etc.

El bienestar en el lugar de trabajo: ¿cuáles son los desafíos?

Si los empleadores toman cada vez más en cuenta el bienestar es porque hay varios objetivos claves:

  • La satisfacción en el lugar de trabajo: el objetivo radica en que los empleados se sientan bien, que estén tranquilos, como si estuvieran en casa.
  • Una mayor productividad: son muchos los estudios que han demostrado que el bienestar en el trabajo daría paso a un aumento de la productividad. En efecto, permite reducir los índices de absentismo y aumentar la motivación, el compromiso y la innovación. Por lo tanto, los equipos serían más creativos y más eficaces.
  • La reducción de los riesgos psicosociales: cuando los trabajadores están menos estresados y más relajados, aumenta su productividad.
  • La competitividad en el mercado de trabajo: el mercado de trabajo se caracteriza por ser muy competitivo. Efectivamente, los empleados ya no temen cambiar de empresa si no están satisfechos. El aumento del reemplazo o rotación de empleados no es deseable para la estabilidad de la empresa. Las condiciones laborales permiten fidelizar a los trabajadores y atraer a los mejores candidatos. Este es el objetivo principal de todas las clasificaciones de empresas donde se trabaja bien, por ejemplo, Great Place to Work o Top Employeur.
  • Los desafíos económicos: un estudio de Mozart Consulting ha demostrado que el coste que supone el malestar y el absentismo es bastante elevado para las empresas, alrededor de 12 600 € al año y por trabajador.

Una calidad de vida óptima en el lugar de trabajo permite a los empleados ser más creativos e innovadores

Estos desafíos son fundamentales para el buen funcionamiento de la empresa porque —más allá del rendimiento económico— permiten un desempeño social con el que los trabajadores están más comprometidos, cooperan y le dan sentido a su trabajo.

¿Cómo responden las empresas a estos desafíos?

Las empresas ponen en práctica diferentes medios para influir positivamente en la calidad de vida de los trabajadores en el lugar de trabajo.

La protección de la salud de los empleados y la garantía de su seguridad

Para las empresas en las que los empleados están expuestos a riesgos importantes, satisfacer su bienestar consiste en protegerlos y garantizar su seguridad. Por lo tanto, las empresas proporcionan los equipamientos de protección individual (EPI) en función de los peligros a los que están expuestos los trabajadores (calzado de seguridad, protecciones auditivas a medida, cascos contra el ruidoguantes, etc.).

La concesión de mayor libertad a los trabajadores

En la actualidad, ciertas empresas permiten que sus empleados decidan el lugar y la estructuración del tiempo de trabajo. La implementación del derecho al teletrabajo permite a los empleados trabajar desde casa o en coworking (cotrabajo), por ejemplo. Además, los horarios de trabajo son más flexibles cuando las actividades lo permiten.

Así, la imagen de la empresa se revaloriza, ya que se muestra como conciliadora.

La reestructuración de las oficinas 

La práctica del teletrabajo ha llevado a muchas empresas a replantearse sus espacios de trabajo:

  • Más espacios colectivos
  • Las oficinas ya no se asignan a unas personas en particular (principio del escritorio flexible)
  • Cada cual es libre de llevar a cabo sus misiones donde lo desee, en un área de reposo, en la cafetería, etc. Esto es lo que se denomina nomadismo.

De este modo se observa una diversidad de espacios. Las empresas invierten en espacios de relajación (cafeterías, gimnasios, salas de descanso, etc.), en espacios para intercambiar ideas que permiten estar en calma y concentrarse, etc. La decoración ya no se deja al azar y puede variar según el tipo de espacio.

La contratación de jefes de felicidad (CHO, por sus siglas en inglés)

Los jefes de felicidad son gestores diferentes. Originalmente surgidos en los Estados Unidos, hoy crecen en número en Francia. Su papel es, literalmente, hacer feliz a cada uno de los trabajadores y velar por su bienestar.
Para cumplir con su misión, el jefe de felicidad debe prestar atención a cada empleado para proponer soluciones. Garantiza la comunicación interna, organiza eventos, propone talleres deportivos, actividades de bienestar (masaje, yoga, etc.).

Un gimnasio contribuye al bienestar de los trabajadores

Estas actividades permiten tanto desarrollarse personalmente como disminuir la presión y cultivar la cohesión de los equipos en aras de crear un ambiente de cordialidad en el seno de la empresa.

El factor ruido en la calidad de vida en el lugar de trabajo

El ruido es un factor importante de la calidad de vida en el lugar de trabajo por su impacto negativo. De hecho, una encuesta del Instituto Francés de Opinión Pública demuestra que la mayoría de los trabajadores sufren molestias a causa del ruido y que dichas molestias no están exentas de efectos.

La causa de estas molestias puede estar en las conversaciones telefónicas de los compañeros de trabajos o en los ruidos de pasos, teclados, puertas, máquinas, sonidos que proceden del exterior, etc.

Los efectos del ruido

En las oficinas, el ruido no suele superar los 50 dB. Sin embargo, constituye la primera causa de perturbación en el lugar de trabajo. 1 de cada 2 trabajadores manifiesta sentirte irritado por el ruido y las molestias sonoras en su lugar de trabajo que afectan su desempeño.

No se deben subestimar las consecuencias del ruido:

  • Pérdida de tiempo: el ruido puede suponer la pérdida de 30 minutos de trabajo al día
  • Pérdida de concentración: los empleados son más propensos a cometer errores. En efecto, según un estudio de David Rock (Su cerebro en la oficina), los empleados sufrirían molestias cada 11 minutos debido al ruido. A modo de comparación, se estima que el cerebro requiere 23 minutos para volver a concentrarse en el trabajo.
  • Pérdida de productividad: una persona que pierde tiempo y concentración será menos productiva.
  • Efectos en la salud: se observa un aumento de la fatiga, con lo cual puede surgir el estrés.

Por lo tanto, es importante que las empresas encuentren soluciones para limitar el ruido entre sus trabajadores.

En la industria, visto que el ruido es más fuerte, hay consecuencias mucho más graves que pueden conllevar a lo siguiente:

  • Trastornos del sueño
  • Trastornos cardiovasculares
  • Vértigos
  • Acúfenos
  • Pérdidas auditivas

Soluciones para luchar contra el ruido en el lugar de trabajo

Existen dos tipos de soluciones para reducir el ruido:

  • Soluciones globales: reducción del ruido en su origen, instalación de paneles acústicos para un aislamiento sonoro. Estas soluciones permiten reducir el ruido en todo el espacio. Son eficaces pero costosas y su incorporación puede ser complicada.
  • Soluciones individuales: cascos o auriculares, tapones de gomaespuma desechables, reductores de ruido a medida. Estas soluciones son igualmente eficaces, menos costosas y permiten equipar únicamente a los empleados que las necesiten.

La protección de sus empleados frente al ruido y el aumento de su productividad

El ruido está en todas partes y se considera una molestia que impide que sus empleados estén en plena posesión de sus capacidades. Es importante actuar para mejorar su comodidad y su capacidad laboral.

 

Votar este artículo

4.2142857142857 1 1 1 1 1 Nota media 4.21 (14 Votos)