La formación de los empleados expuestos a intensidades sonoras superiores a 80 dBA es una obligación del empleador (artículo R4436-1 del Código del trabajo francés) y dicha formación debe desarrollar nuevos comportamientos frente al riesgo que supone el ruido.

Más allá del aspecto legal de formar e informar, un estudio estadounidense demostró que los empleados con formación acerca de los riesgos del ruido se protegen mejor. Como comprenden los riesgos, adoptan buenas prácticas en materia de seguridad, como el uso de protecciones auditivas el 100 % del tiempo de exposición al ruido.

¿Cómo transmitir su mensaje de forma eficaz y cambiar los hábitos de sus empleados para siempre? ¿Cuáles son los pasos que se deben seguir para tener éxito en una campaña de prevención sobre los riesgos del ruido?

Individuo concienciando a sus empleados acerca del ruido

Diagnosticar el nivel de conocimiento del riesgo que supone el ruido

¿Desea poner en marcha una campaña de prevención, pero no sabe cómo hacerlo? En primer lugar, se recomienda elaborar un balance en 3 pasos.

Paso n.º 1: evaluar los conocimientos de sus empleados

¿Conocen sus empleados las consecuencias de la pérdida de audición? ¿A partir de qué umbrales el ruido constituye un peligro? ¿Cuáles son las consecuencias evidentes (dificultades para oír, acúfenos, etc.) y no evidentes (fatiga, estrés, dificultad para concentrarse, etc.) en la vida profesional y privada?

Aquí, se trata de evaluar la situación previa antes de actuar. No dude en evaluar regularmente los conocimientos de sus empleados durante la campaña de prevención para medir su eficacia.

Paso n.º 2: evaluar los riesgos del ruido

¿En qué situaciones el ruido representa un peligro en su empresa? ¿Qué medios de prevención ha puesto en práctica? Consideremos algunos ejemplos.

El señor Pérez trabaja en una empresa de embutición de metales. Usa tapones contra el ruido todo el tiempo que pasa en la prensa, pero no los lleva puestos cuando cruza el taller para ir a su estación de trabajo. Al hacer esto, está poniendo en peligro su audición, ya que la expone al volumen sonoro del taller y de las máquinas.

La señora Martín debe comunicarse regularmente con sus colegas en el mismo taller. Para hacerlo, acostumbra a levantar sus cascos por un lado. Esta situación también es peligrosa, porque una protección auditiva no utilizada durante dos minutos en una jornada de 8 h pierde el 25 % de su eficacia.

Debe evaluar estos ejemplos de la vida cotidiana para que no vuelvan a ocurrir. No dude en registrar estas situaciones peligrosas en una ficha de riesgos.

Paso n.º 3: resumir los datos y establecer un plan de acción

¿Qué lecciones se pueden extraer de los conocimientos de sus empleados y de las situaciones de riesgo en su empresa? ¿Puede identificar las acciones prioritarias que se deben llevar a cabo?

Gracias al resumen de los cuestionarios sobre el conocimiento y la evaluación de los riesgos, obtendrá una valoración más completa de la situación y una mejor visión de las vías de mejora para concienciar sobre el riesgo que supone el ruido en su empresa.

Concienciar colectivamente

La concienciación colectiva es una etapa esencial de su campaña de prevención. Una a sus empleados en torno a un objetivo común. ¡Motívelos regularmente! Participarán y se responsabilizarán permanentemente. Esta concienciación supone la colocación de carteles y la celebración de talleres de prevención.

Realizar talleres de prevención

Priorice la concienciación sobre el ruido en sus debates. Puede llevarla a cabo usted mismo o recurrir a un orador externo. Intente no superar las 20 personas para que sus empleados puedan participar activamente.

Usar carteles

Grupo consultando un cartel de concienciación sobre los riesgos del ruido

Uno de los canales más eficaces lo constituye el uso de soportes visuales, como los carteles de concienciación. He aquí algunos consejos para tener éxito en sus campañas de colocación de carteles.

Use mensajes claros para comunicarse

Son innumerables los temas que se pueden abordar para concienciar a sus empleados. Por ejemplo:

  • La importancia de usar las protecciones auditivas el 100 % del tiempo de exposición al ruido
  • El funcionamiento del oído
  • Los efectos del ruido sobre la audición

Para facilitar la identificación del conjunto de problemas que supone el ruido por parte de sus empleados, utilice ejemplos concretos que se relacionen con la actividad de su empresa.

Apueste por el poder de atracción de los elementos visuales

La forma de presentar sus soportes es tan importante como los propios temas. Asegúrese de que sus carteles sean visibles desde lejos y que atraigan la atención de sus empleados. Utilice tamaños de fuente grandes y no dude en utilizar ilustraciones.

Multiplique las ubicaciones de sus carteles

Su campaña debe tener como objetivo aumentar la concienciación sobre el ruido, por lo tanto, sus carteles deben estar presentes en lugares estratégicos frecuentemente visitados por sus empleados, por ejemplo, en la entrada de los talleres, en los vestuarios y en las salas de descanso. Para renovar los mensajes, considere cambiar regularmente los carteles para que continúen captando la atención sobre los riesgos del ruido.

Concienciar individualmente

La concienciación individual complementa las acciones realizadas colectivamente en su empresa. Gracias a ella, sus empleados se sienten valorados y tomados en cuenta.

Implique a Recursos Humanos

Formalice su discurso y sitúe la prevención en el centro de la estrategia de su empresa haciendo que Recursos Humanos participe. Por ejemplo, publique sus mensajes en las nóminas para individualizar su mensaje.

Programe citas de información

Aproveche las reuniones de salud ocupacional para insistir en el tema de la salud auditiva y en las acciones que se deben llevar a cabo para la protección individual.

Complemente las sesiones colectivas de formación con contenidos personalizados

Prepare soportes que puedan conservar sus empleados al término de sus talleres colectivos para complementar e individualizar sus acciones. Estos soportes (cómics, postales, etc.) mejorarán la toma de conciencia acerca de los riesgos por parte de sus empleados, quienes desarrollarán comportamientos responsables.

Formar a sus trabajadores

Para que sus campañas de prevención sean pertinentes, forme a sus trabajadores abordando los temas esenciales sobre la gestión del ruido en la empresa:

El ruido es una fuente de riesgo

La audición corre peligro tan pronto como el nivel sonoro supera los 80 dBA en una jornada de trabajo de 8 h, sin contar los efectos indirectos sobre el organismo (fatiga, nerviosismo, etc.). Todos sus empleados deben ser conscientes de este hecho para preservar su salud.

El uso de protectores auditivos el 100 % del tiempo de exposición al ruido

Una protección auditiva no utilizada durante 2 horas en una jornada de 8 horas pierde el 75 % de su eficacia. Instar a los empleados a protegerse durante toda la duración de su exposición al ruido garantiza la eficacia de las protecciones.

Una protección óptima supone la buena colocación de los protectores auditivos en el oído

Si una protección auditiva, sea cual sea, no le resulta cómoda al usuario, este no la usará. Asegúrese de abordar este tema para aumentar la adopción de su solución por parte de sus empleados y prevenir los riesgos de fugas acústicas.

Recuerde repetir estos temas regularmente para mantener a sus empleados comprometidos.

Planificar las acciones

Para organizarse, puede planificar una campaña de prevención de tres meses.

Ejemplo de una campaña de prevención de tres meses

Todas estas acciones le permitirán alcanzar su objetivo «Cero sorderas ocupacionales» en su empresa.

 

Votar este artículo

4.4782608695652 1 1 1 1 1 Nota media 4.48 (23 Votos)